fbpx

La leyenda del té
China
Según una leyenda china, la más difundida, el té fue descubierto por mera casualidad por el emperador Shen-Nung unos 3.000 años antes de Cristo. Eso sucedió de la siguiente manera: el emperador, junto con su cortejo, descansaba en la sombra de un árbol grande. Habían encendido un fuego, y una olla de agua caliente hervía a borbotones. El calor del fuego secó algunas hojas en las ramas largas del árbol. De repente, un fuerte viento se levantó y sopló varias hojas al caldero con el agua. El agua se tiñó de un color dorado y un perfume delicioso emanó del caldero. El emperador probó la bebida y le encantaron tanto el aroma como el sabor delicioso. Dándose cuenta en seguida del efecto agradable y estimulante, al emperador se le escapó el grito: “T’sa”, lo cual viene a significar “lo divino”. Hasta el día de hoy, en chino se le llama “cha” al té. La palabra china que le dio origen es 茶, que se pronunciaba (chá) en chino mandarín, pero con la pronunciación dialectal del chino del Sur o min nan 茶 se pronunciaba (tê)
La India
De India también proviene una leyenda que dice así: en el año 500 después de Cristo, el faquir Bodhidharma hizo el voto de no dormir durante 7 años. Sin embargo, después de 5 años de sumersión espiritual, parecía que ya no lograba vencer el sueño. Lleno de desesperación y consciente de no poder cumplir su voto, cogió unas ramas de un árbol debajo del que había acampado. Se llenó la boca con algunas hojas y las masticó. Poco después, Bodhidharma experimentó un efecto refrescante y estimulante y recuperó las energías necesarias para cumplir su voto. Sola, cāy significa «té» en hindi
El penitente Bodhidarma hizo promesa de meditar durante 7 años. A pesar de su promesa, una noche se quedó dormido. Cuando se despertó a la mañana siguiente, se enfadó tanto por su incumplimiento de la promesa que se cortó los párpados y los tiró al suelo. En cuanto sus párpados tocaron el suelo echaron raíces, y pronto se convirtieron en un arbusto grande. Cuando el penitente vio el milagro se preparó una infusión de las hojas. De todas las regiones llegó gente que se había enterado del milagro. Muchos imitaron al penitente y se prepararon una bebida de las hojas. ¡El efecto refrescante y estimulante se hizo famoso en todas partes! El sabor y el aroma delicioso de la infusión fueron motivo suficiente para considerarla un regalo “divino”.
Japón
La historia del té en Japón comenzó en el siglo IX, cuando se hicieron las primeras referencias conocidas del té en los registros japoneses. El té se convirtió en una bebida de las clases religiosas en Japón cuando los sacerdotes y enviados japoneses enviados a China para aprender sobre su cultura trajeron el té a Japón. Los monjes budistas Kūkai y Saichō pueden haber sido los primeros en traer semillas de té a Japón. La primera forma de té traída de China fue probablemente el té de ladrillo. El té se convirtió en una bebida de las clases reales cuando Saga, el emperador japonés, alentó el crecimiento de las plantas de té. Las semillas se importaron de China y comenzó el cultivo en Japón. La forma de té que se consumía en Japón en esta época era probablemente el ladrillo de té (団茶, dancha), que era la forma estándar en China durante la dinastía Tang. La primera monografía sobre té del mundo, La obra clásica de té de Lu Yu, fue escrita algunas décadas antes de la época de Kūkai y Saichō. En él, Lu Yu describe el proceso para cocinar al vapor, asar y comprimir el té en ladrillos, así como el proceso de moler el té en polvo y removerlo en agua caliente antes de consumirlo. Se cree que este procedimiento evolucionó hacia el método de preparación de matcha en polvo que más tarde surgió en Japón.
El matcha japonés moderno se elabora moliendo hojas de té secas sueltas en polvo (en lugar de los ladrillos de té originalmente introducidos de China). El sabor dulce y el color verde profundo de matcha se crean al sombrear las hojas de té del sol en las últimas semanas antes de desplumar, aumentando la clorofila y disminuyendo el contenido de taninos de las hojas. Esta técnica surgió en el siglo XVI entre los cultivadores de té Uji. También se usa para producir Gyokuro

 

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo podemos ayudarte?