fbpx

Al igual que el té, el café es una bebida que promete un disfrute natural. El café vigoriza los sentidos y aporta color a nuestra vida cotidiana. En resumen: el café sigue siendo una parte integral de nuestra cultura y cada vez mas.

Nuestros distribuidores y el  tostador maestro refina los productos crudos a cafés de alta calidad. Nuestros requisitos mas importantes, y en los que ponemos especial atención es en la selección de los cafés crudos, pasando por su almacenamiento y por último su tueste.
Están integrados en una red, lo que les permite realizar contacto directo con los propietarios de las plantaciones en los países productores de café más importantes. Dado que estas son las mejores calidades de café disponibles en el mercado internacional.

Nuestros cafés gourmet  se tuestan según el método tradicional de tostado lento a bajas temperaturas (160 – 200°C)  a gas (nos distanciamos conscientemente de los métodos de torrefacción industrial). Dado que cada tipo de café requiere un grado diferente de tueste, seguimos tostando nuestros cafés “a mano”. Después del tueste, nuestros cafés se enfrían rápida y suavemente con aire fresco y frío. No utilizamos agua para enfriar, ya que esto tiene un efecto negativo en la vida útil del café. Esto crea todas las condiciones que conducen a una de las mejores cualidades en el mercado mundial.

Cada café es degustado  después de su tueste. Aquí utilizamos el probado  en el que vertemos 21 g de café molido grueso en 350 ml de agua, lo dejamos reposar y lo probamos a diferentes temperaturas. Muchos matices gustativos sólo pueden percibirse cuando el café se enfría. Estos matices de sabor tienen un profundo impacto en el carácter del café. No es hasta que el café encuentra la aprobación, que los granos se embarcan en su último viaje a nosotros y a ¡usted!.

Con nuestra selección de cafés de plantación ofrecemos a nuestros aficionados una amplia gama de sabores incomparables.

Preparación cafetera de pistón o de émbolo (Prensa francesa)

Grado de molienda y dosificación:
Molienda mas gruesa, 1 cuchara de café por taza

Preparación:

Verter el agua después de ebullición hasta uno o dos dedos por debajo del borde de la cafetera. A continuación remover enérgicamente, esperar 1 minuto, remover con energía de nuevo, cerrar la cafetera con la tapa del émbolo, y tras 3 minutos, bajas el émbolo hasta el máximo posible. Al remover dos veces, todas las partículas de café absorben agua y se hunden lentamente.

Preparación tradicional a manual o goteo.

Grado de molienda y dosificación:
Grado medio de molienda, 1 cuchara de café por taza

Sugerencia:
Utilice un filtro metálico en vez de un filtro de papel. El filtro metálico no retiene los sensibles aceites aromáticos. Se ha comprobado que se consigue un café con más cuerpo y aroma si el agua se vierte de modo discontinuo y no de forma regular; entremedias, el café debe filtrarse por completo.

Preparación:
Humedecer todas las partículas de café con poca agua justo después de haber hervido. Inmediatamente, agregar el resto de agua que ya no hierva hasta alcanzar la cantidad deseada. Todas las partículas de café deben de estar bien húmedos para que el café desprenda sus aceites aromáticos. 

Cafetera Italiana.

Grado de molienda y dosificación:
Grado de molienda fino a mediano, una cucharadita de café por taza

Preparación:
Colocar el café molido en el filtro, compactándolo ligeramente al filtro de la cafetera Napolitana. Si el café está molido de modo demasiado grueso, compáctela entonces un poco más fuerte.

Cafetera Express

Es recomendable seguir las instrucciones del fabricante

Dosificación:
Es decisivo para la fuerza, el sabor y la digestibilidad del café. Para una taza de café se calculan 6-8 gramos de café molido.

Calidad del agua

El 98% de la bebida de café es agua. Un buen agua para preparar café debería ser rica en minerales y oxígeno. El agua que es demasiado dura, calcárea o que contiene cloro no es muy adecuado. El tiempo de calentamiento del agúa debe ser corto.

Temperatura y tiempo de preparación

La temperatura óptima de preparación es de 90-60 °C y el tiempo óptimo de 4-6 minutos.

Tiempo y temperatura de conservación

El café debe ser preparado para su uso inmediato y consumido lo antes posible (dentro de media hora).

Almacenamiento

Los mayores enemigos del aroma del café son el oxígeno y la humedad. Almacene el café en lugares secos y sobre todo frescos, y lejos de olores intensos. Consérvelo en su envase original (si es hermético) o en una lata que cierre hermético. Con el tiempo los restos de café se ponen rancios.

Leche y azúcar.

La leche suaviza un poco el aroma del café y mejora su digestibilidad. Debido a la leche, la cafeína se absorbe más lentamente. Desde un punto de vista químico, el azúcar no interactúa con el café.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo podemos ayudarte?